jueves, 10 de agosto de 2017

Presentación del libro "Maroño, un pueblo y un embalse", de Enrique Arberas


El pasado 29 de julio, aprovechando la celebración del 25 aniversario de la inauguración del embalse de Maroño, se presentó el libro de nuestro compañero Enrique Arberas Mendibil, Maroño, un pueblo y un embalse, una mirada a sus gentes, paisajes y animales, precisamente en el citado pueblo.
Iglesia de Maroño durante la presentación.
La presentación fue un rotundo éxito ya que asistieron unas 200 personas. En la misma, Enrique aprovechó para hablar del contenido del proyecto y de la importancia agroambiental del entorno del embalse de Maroño y difundir un vídeo con vuelos de dron y las fotos y dibujos del libro. Como colofón, a cada una de las 12 familias de Maroño se les regaló un libro.



El autor del libro, Enrique Arberas, durante la presentación de su obra
La obra consta de casi 400 páginas donde la imagen y los dibujos tienen, también, un especial protagonismo. Se compone de cuatro capítulos que pueden ser leídos de forma completamente independiente. El primero hace alusión al pueblo de Maroño: su ubicación, sus barrios, su historia, sus paisajes, sus gentes. El segundo recoge la historia de la construcción del embalse de Maroño y el estado actual de conservación; vegetación y fauna. El tercero recoge los datos de las 56 especies de aves acuáticas que han visitado el embalse en estos 25 años, mientras que el cuarto hace una descripción íntima y personal de las experiencias que vive el autor en el entorno de Maroño y su embalse, descritas mes a mes, que nos muestran su pasión y profundo conocimiento del paisaje, la naturaleza y el modo de vida rural de Maroño.

Este libro se puede adquirir por 30 euros en las librerías, oficinas de turismo y en los restaurantes de la zona o, se puede pedir al propio autor (616505076).

Algunas fotografías más sobre la presentación del libro se pueden ver pinchando este enlace de youtube.




domingo, 6 de agosto de 2017

Buitre negro en Menagarai

Buitre negro. Menagarai
El pasado 24 de junio un vecino de Menagarai, Luis Zaballa, observó en una campa de este pueblo un buitre negro (Aegypius monachus) alimentándose de una carroña junto a buitres leonados y alimoches y tomó las siguientes fotografías para dar testimonio de la observación.


El buitre negro roza los tres metros de envergadura
El principal núcleo reproductor de este gran buitre se encuentra muy alejado de nuestros valles, concretamente en el extremo suroccidental de la península Ibérica (Castilla la Mancha, Castilla y León, Extremadura, Andalucía y Madrid) y está compuesto por unas dos mil parejas, además de las reintroducciones que se están llevando a cabo actualmente en los Pirineos y la Sierra de la Demanda.


A pesar de su carácter sedentario y de que su hábitat de nidificación son bosques densos de encina y alcornoque, pino silvestre, pino resinero y negro, algunos individuos solitarios (rara vez pequeños grupos) suelen ser observados en el norte peninsular principalmente durante los meses de primavera y verano.

Buitre negro junto a un alimoche
En el libro sobre el pantano de Maroño que a finales del mes de julio presentó su autor, Enrique Arberas, se recogen citas sobre buitres negros en nuestra comarca: 20 de mayo de 2001 y 25 de mayo de 2011 (Israel Robles com. pers.) y 15 de mayo de 2016 (J. Ignacio Garcia Plazaola com. pers.), todas ellas en Sierra Salvada. Desde luego que esta no es la primera cita de buitre negro en Ayala pero seguramente sí que sean las primeras imágenes.